Sorpresa te gananaste a mi hermanito!

Hoy quiero contarles sobre la increíble relación que tienen mis hijos como hermanos. Alguna vez la pude imaginar, porque se que se siente amar a un hermano, pero verlos me llena el corazón de emoción. Cuando buscamos el hermanito es atemorizante, nos preguntamos si el destino puede volver a premiarnos y nos cuesta imaginar nuestro corazón dividido. Yo espere casi cuatro años, ya había muchas ganas de agrandar la familia y Benja ya se estaba independizando de ser bebe. La mayoría de sus amigos ya tenían hermanitos y el quería ir y volver del cole acompañado. No se si será una señal,  pero lo que disfruto de mi panza y me disfruto embarazada me sorprendió. Tendrá algo que ver con el amor que se tienen? Benja lo soñó, lo espero y lo invito a su familia. Igualmente era inolvidable su cara cuando por primera  vez lo conoció en la clínica, su vida y nuestras vidas habían cambiado para siempre. Yo fui experimentando todo tipo de estados. Durante el embarazo por momentos me olvidaba de la panza y tuve ganas de triplicar cada momento con Benja, mi hijo mayor. La mañana que fui a la clínica intuyendo que llegaría Nico sentí una enorme culpa que me invadía, me despedí de Benja mientras dormía y salude a cada uno de sus juguetes. Es la nostalgia y lo inexplicable, no dejar de pensar en el primero mientras esta llegando el segundo. El miedo de la primeriza a lo desconocido se reemplaza por el sentimiento de culpa y abandono hacia el que queda en casa esperandonos. Y si de eso se trata, cada hijo es un ticket y varias vueltas a la montaña rusa. Lo que nos daba temor también nos puede llenar de alegría, y lo que nos daba seguridad nos puede llevar al estado mas vulnerable.
Esperando al segundo, la familia respira aires de cambio y surgen muchos emprendimientos nuevos. Aparecen las despedidas para el cierre de una tapa. Para mi fue una excusa mas para emprender nuestro tradicional viaje a Orlando. Puedo decir que fueron 9 meses de disfrute porque ya no experimentaba lo desconocido y me conecte con lo bueno. Podría ser acertada la teoría, que un embarazo o parto marcara algunos aspectos de la nueva crianza.  Pero ojo no es el mismo desafío y cada bebe es un mundo. Algunos tips del anterior pueden aplicar y otros no. La gran ventaja es que no sufrimos la terrible incertidumbre de la primeriza y tenemos anotado en nuestra mente lo que con seguridad no repetire. Y llega el momento donde nos damos cuenta que el 99,99 % de las situaciones que vivimos con el primero, tienen que ver con nosotras. Ahora es nuestra segunda oportunidad, pero podremos mejorar la marca de las  primeras experiencias?
Hoy vivo sorprendida y entretenida mirando a ambos, va a los tres,  no pierdo el asombro y adoro que seamos cuatro. El segundo nos desafía a mejorar, no nos da tiempo a pensar, juega con nuestros aspectos mas espontáneos y llega para nivelar. El mas grande se hace hermano mayor y el recién llegado nace con un inmenso impulso para crecer. Les dejo una frase que para mi es todo en este momento. Con estas palabras me hizo sentir agasajada y gratificada. Les dejo la frase de Benja del otro día:_Mama tapate los ojos, ahora mira para el costado y tanaaaaa,  te ganaste a mi hermanito y se llama Nico!
Que mas se le puede pedir a la vida? Que no se pierda esta magia y mucho mas importante, hacer eterno el disfrute, aprovechando estas pequeñas cosas que atesora el alma.
LIKE MOTHER OF TWO, LIKE PAULA D

























Comentarios

Herminia Devoto ha dicho que…
Que belleza que emocion!!!!
Te sigo te sigo en este blog que es maravilloso...

Entradas populares